Historia: Tarata en el periodo de las encomiendas y su elevación a la categoría de Pueblo en 1561


Por referencias encontradas, en los documentos revisados, fue Don Pedro Pizarro, hermano de Francisco Pizarro el “Conquistador “, el primer encomendero español, que visito la región de Tarata. El conquistador, asignó a su hermano bajo encomienda las tierras de los primitivos pobladores  de la región que actualmente ocupa parte del departamento de Tarata.

Don Pedro Pizarro, al visitar las tierras de Tarata, en ocasión de visitar a los changos primitivos o Takanas (Tacna) y a los Quiaccas (Sama)  para organizar el sistema político o comunal de las parcialidades, comprobó la extensión y la densidad poblacional de la primeramente mencionada, decidiendo organizarla políticamente.

Considerando su importancia, fue elevada a la categoría de Pueblo en 1561. (Dato obtenido de “MONOGRAFÍA DE LA PROVINCIA DE TARATA” Obra de Eleodoro E. Méndez Landeo).

Posteriormente, de acuerdo a la organización política de esos tiempos, por decreto de fecha 8 de marzo de 1614, el Virrey Márquez de Montes Claros...  creó 8 curatos, 4 dependientes del obispado de Arequipa y 5 del corregimiento de Arica, entre estos el curato de Tarata.

Corría el año de 1681, cuando gobernaba el corregimiento de Arica, al que pertenecía el curato de Tarata, el corregidor Gutiérrez  de Escalante. Sucedió en este pueblo un fenómeno natural muy grave, que trajo como consecuencia la miseria de su población. Se trató de una sequía  que asecho a la agricultura  y los florecientes cultivos. Los terrenos fértiles  se convirtieron en rasos y secos. La sequía había traído consigo una tremenda pobreza. A causa de este fenómeno natural, se dispensó a los aborígenes de esta región, del pago de tributos  a los que se les tenía acostumbrados como un medio de explotación humana. (El presente dato sobre la sequía ha sido obtenido de “MONOGRAFÍA DE TARATA” Tesis de Estela G. Cusicanqui, para optar el Título de Profesora en la Escuela “Corazón de María de Tacna”  en 1953).

Ya para 1765, Don Cosme Bueno, en su “Guía de Conocimiento de los Tiempos”, señala 4 anexos  a Tarata: Ticaco, Chaspaya, Tarucachi y Maure.... Asimismo los libros parroquiales  del Curato de Tarata (extraviados en la actualidad) confirmaron estos datos; sobre todo, por los años de 1724 a 1739 comprendía no solo los anexos referidos, sino también el de Estique, que según su origen perteneció a Tarata, y que después en forma arbitraria fue anexado a la jurisdicción de Tacna.

En el Libro primero de entierros de Tarata, se han encontrado muchas partidas correspondientes a la Vice-parroquia de San Pedro de Estique y Maure.

Así como es de interés las declaraciones obtenidas por el intendente de Arequipa, del que Tarata dependía políticamente, también son las formuladas en el orden eclesiástico, que en el expediente de visitas del Obispo de Arequipa, por el Obispo de la Diócesis Don Pedro José Chávez de la Rosa, en 1794.

Más tarde el Doctor Juan José Manrique, Cura Vicario de Tacna, solicita informes al Cura de Tarata el Doctor Manuel Menaut acerca de los límites de su curato, quien describió así: “Primeramente esta doctrina tiene por linderos por la parte de Maure, el Curato de Acora y Berenguela del Obispo de la Ciudad de la Paz. Por Chaspaya, anexo de esta doctrina, con el Curato de Candarave, perteneciente a este Obispado. Por el lugar que llaman “La Quebrada”, con el Curato de Sama; y por el anexo de Tarucachi , con el Curato de Tacna y su anexo de estique tiene cuatro anexos que son Tarucachi, Ticaco, Maure y Chaspaya.

Tarucachi dista de esta capital dos leguas, Ticaco cuatro, Chaspaya siete y Maure doce leguas”.
Por último, en un expediente que contiene las actas de distribución de partidos de la Intendencia de Arequipa, Trujillo y Huamanga, hecho por la real orden del 6 de Mayo de 1813 y presentadas al Virrey Abascal, por las respectivas diputaciones provinciales, de 1814 los anexos de Tarata eran los mismos que indicamos ósea Tarucachi, Ticaco, Chaspaya y Maure.

Tarata, durante el Virreinato, fue un curato, denominado así según los documentos eclesiásticos de aquel entonces. Por lo tanto, estaba sujeto a la esclavitud española.

Así paso Tarata, largos siglos de explotación colonial; hasta que en el Perú  y América, comenzaron a soplar vientos de inquietud y renovación con las ideas de libertad lanzadas y proclamadas por la infatigable labor de los precursores. (Información recopilada de “HISTORIA DE TARATA”, Tacna, Octubre de 1984 y “ACOPIO HISTORICO DE TARATA”, Tarata, 1° de Setiembre de 1980).

Para la mayor comprensión de los cibernautas, nos permitimos definir algunos términos usados en párrafos anteriores que consideramos importantes definir. A continuación los mencionamos:
Encomendero: españoles a quienes se encargaba una Encomienda.

Encomienda: En la Colonia; consistía en encomendar o encargar a un Español llamado encomendero, cierto número de indios; a quienes debían amparar, alimentar, vestir, transmitirle algunos conocimientos y convertirlos a la religión católica. Los indios en recompensa, estaban obligados a trabajar para el Encomendero en las haciendas o en otros centros de explotación económicos. Por el abuso que cometían los encomenderos con los indios; las Encomiendas fueron reemplazadas por los Corregimientos.

Curatos: Políticamente equivalía en la Colonia, a los que ahora en la República es un Distrito.

Corregimiento: En la Colonia eran extensiones de territorio, especie de Provincia gobernados por un “Corregidor” encargado de corregir los abusos que cometían los Encomenderos contra los indios. Posteriormente los Corregidores se convirtieron en los más crueles explotadores de los indios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis