Historia: Los Montoneros tarateños y su participación en el Primer Grito Libertador de Zela en 1811



Tarata durante la Emancipación 

Hemos visto por conveniente hablar del proceso de Emancipación y los primeros movimientos revolucionarios por la Independencia Nacional, en vista de que muchos artículos y folletos sobre la historia de Tarata pasan por desapercibido el proceso de Emancipación y la acción de nuestros próceres locales y extranjeros sobre el mencionado asunto.

Es menester recordar que el primer intento de liberación fue dado por Don José Gabriel Condorcanqui "Tupac Amaru II" Cacique Peruano de Pampamarca, Surimana y Tungasuca, quien lideró una de las más importantes rebeliones indígenas contra la Corona española, al igual que otros Caciques Peruanos, como el caso del Cacique Ramón Copaja y Gobernador Toribio Ara durante el Grito de Libertad pronunciado en Tacna.



Tarata y el Primer Grito de Independencia en el Perú 

Los pobladores de Tarata, no permanecieron indiferentes a la corriente separatista y de independencia, que en todo su derecho añoraban los pueblos latinoamericanos.

Las noticias de los triunfos de los ejércitos patriotas  Argentinos (Corriente Libertadora del Sur)  dirigidos por el Generalísimo Don José de San Martín Matorras, y su marcha al alto Perú, ponen en movimiento y efervescencia a los patriotas de la zona sur del Perú.

Durante la vigencia del Virrey Don José Fernando de Abascal y Souza, Don Francisco Antonio de Zela, el 20 de Junio de 1811, se reúne en su domicilio, sigilosamente con un grupo de patriotas sureños; entre ellos son de la partida, el Cacique de Tarata Ramón Copaja, el Cacique y Gobernador nativo Toribio Ara y su hijo José Rosa Ara. Luego de analizar la situación, todos los peruanos juraron al unísono, ofrendar sus vidas por la libertad y la ventura de la Patria. El momento era propicio. Rosa Ara seguido de valientes nativos tomó por asalto el Cuartel de Caballería.

Posteriormente, operaron sobre el cuartel de Infantería. Zela tomó el poder destituyendo a las autoridades españolas en Tacna. Al día siguiente, Zela envía comunicaciones a los pueblos  aledaños. La respuesta no se dejo esperar; bajaron a engrosar las filas de la Revolución montoneros desde Tarata, un numeroso contingente con su Cacique Ramón Copaja a la cabeza. (Datos tomados de: Colección Homenaje N° 02 “Primer Grito de Libertad en Tacna”, editado por el INC. Filial Tacna).

Así surge en Tarata, el Cacique Ramón Copaja, quien unido a Zela  por rasgos de compadrazgo y ferviente amor a la patria, hacen  resonar el primer “Grito de Libertad en Tacna”. Así Ramón Copaja toma parte activa como emisario y agente infatigable de la independencia del Perú y América junto a los montoneros tarateños.

La rebelión en Tacna estuvo en estrecha vinculación con la Revolución Argentina, iniciada en Buenos Aires el 25 de Mayo de 1810. Los Argentinos enviaron a la región de Charcas (Bolivia) un primer ejército al mando del General Balcarce y del Abogado Castelli, y enviaron proclamas a los pueblos del sur del Perú invitándolos a plegarse a la revolución. El pueblo de Tacna fue el primero en sumarse al movimiento bajo la dirección de Don Francisco Antonio de Zela, ocupando esa noche los cuarteles y apresando a las autoridades (20 de Junio de 1811) fatalmente ese mismo día (20 de Junio) el ejército Argentino era derrotado por la fuerzas realistas en Huaqui a orillas del Lago Titicaca. Días después, al revisar Zela a sus tropas en las afueras de Tacna-Pampa de Caramolle-sufrió una repentina enfermedad, a lo que se unión la noticia de la derrota de los argentinos en Huaqui, con lo que cundió el desaliento entre los rebeldes. Fuerzas venidas de Arica en colaboración con las autoridades que consiguieron liberarse apresaron a los principales conjurados entre ellos Zela y Copaja. Después de estar unos meses en Tacna, Zela fue conducido a Lima, permaneciendo el Real Felipe y otros lugares, siendo finalmente condenado a diez años de reclusión en el presidio de Chagres en Panamá en donde falleció años después.

Es un legítimo orgullo para Tacna que con el apoyo de los patriotas Tarateños ocurriera en estas tierras el primer pronunciamiento por la independencia de Perú. Así lo reconoció el Primer Congreso del Perú Independiente, al dar la Ley del 19 de Enero de 1823 que elevo al pueblo de Tacna a la categoría de Villa, como también lo reconoció el Segundo Congreso al dar la Ley del 26 de Mayo de 1823 que elevó a Tacna a la categoría de Heroica Ciudad por haber sido “El primer pueblo de la república en que resonó el grito de Libertad”.

Creemos que el Pueblo de Tarata, muy independientemente al esfuerzo libertador de Tacna debe ser reconocida de igual manera por haber brindado incondicionalmente su apoyo a la causa libertadora, tal cual la historia lo afirma.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis